jueves, 19 de diciembre de 2013

Egon Schiele

He visitado recientemente la exposición temporal del pintor que presenta el Museo Guggenheim de Bilbao, Egon Schiele. ¡Extraordinaria!!!



Ha pasado más de un siglo, y el trazo y la temática del genio siguen conmoviendo. 
Fue una estrella fugaz. Pero en apenas 28 años de vida abrió el arte a registros desconocidos. El sexo a secas, sin pretextos históricos o simbólicos. La angustia vital irrumpió con su obra en la pintura y ya no la abandonaría jamás.



Schiele encarnó el salto sin vuelta atrás del idealismo decimonónico a la descarnada modernidad, que latía sordamente en la Viena finisecular. Bajo la orgía esteticista del art noveau; junto al despreocupado derroche de óperas y valses, las teorías de Freud y Nietzsche descubrían aspectos nada tranquilizadores de la personalidad. Y con ellos, un nuevo sujeto. Histérico muñeco roto. Melancólico huérfano sin dios ni futuro en que apoyarse. Schiele trasladó con sorprendente acierto sus ideas al lienzo, porque las vivió personalmente. Conoció muy pronto el dolor de la pérdida y los desgarros de la enfermedad mental. Su padre, al que adoraba, murió loco y sifilítico cuando él tenía 15 años. Muy al contrario de lo que sugieren sus retratos, Schiele era un joven vitalista y lleno de humor. Eso sí, orgulloso hasta la insolencia sobre el valor del arte y del creador: «El artista es ante todo un superdotado del espíritu. Su lengua es la de los dioses, que no necesitan justificar lo que dicen. Son descubridores, al contrario del prosaico hombre corriente»

Biografia:

Egon Schiele nace en 1890 en la pequeña ciudad de Tulln, en la Baja Austria, en el seno de una familia burguesa ligada al funcionariado. Se cría con sus dos hermanas, Melanie (1886−1974) y Gertrude (1894−1981).

Ya en su etapa escolar, Schiele dibuja con profusión. En el instituto de Klosterneuburg, el pintor Max Kahrer es uno de sus primeros promotores y le enseña diversas técnicas artísticas.

Debido a su mal rendimiento escolar, su madre decide sacarlo de la escuela antes de tiempo. Su talento para el dibujo le lleva a seguir una carrera artística.

En octubre de 1906, casi dos años después de la muerte de su padre, supera el examen de ingreso en la Academia de Bellas Artes de Viena.



En 1909, participa en la Internationale Kunstschau (Muestra Internacional de Arte), donde se rinde homenaje a Gustav Klimt y en la que Oskar Kokoschka hace su debut. La obra de Schiele aún está bajo el influjo de Klimt y del Jugendstil vienés.

Como protesta contra su profesor, funda con algunos de sus compañeros de clase y otros que compartían ideas afines el Neukunstgruppe (Grupo de Arte Nuevo). En 1909, abandona la Academia. 

En 1910, se produce el cambio de rumbo artístico hacia el Expresionismo: con su nuevo cromatismo expresionista, Schiele se rebela tanto contra el naturalismo como contra el dominante Jugendstil vienés; en su obra emergen con enorme brío nuevos temas, como el desnudo erótico, las mujeres encintas y, sobre todo, el autorretrato.






En 1911, conoce a Walburga ("Wally") Neuzil, que será su modelo favorita y su compañera hasta que el artista se case en 1915 con Edith Harms.

Su carrera artística se ve interrumpida cuando, en abril de 1912, se dicta su prisión preventiva: se le inculpa de pederastia y secuestro de menores. Las acusaciones acaban por mostrarse infundadas, pero Schiele ha de permanecer 24 días en prisión: el artista plasma esta experiencia traumática en la famosa serie de la cárcel.



No lo niego: he hecho dibujos y acuarelas eróticos. Pero son obras de arte, y eso puedo probarlo, y también pueden hacerlo todos los que saben algo del asunto.¿Es que otros artistas no han hecho también pinturas eróticas?. Rops, por ejemplo, solo las hacía de este tipo. Pero nadie ha encarcelado jamás a un artista por ello. Ninguna obra de arte es obscena si es artísticamente significativa: la hace obscena su dueño cuando este tiene sentimientos de este tipo. Podría citar los nombres de muchos artistas famosos, incluso el de Klimt, pero no quiero pedir perdón por ello, sería indigno de mi. Así que no lo niego. Pero digo que es falso que yo haya mostrado intencionadamente estos dibujos a niños, que yo haya corrompido niños. ¡Eso es una infamia!.
En junio de 1915, un año después de estallar la Primera Guerra Mundial, es destinado a Praga tras un segundo eclutamiento. Ese mismo mes se casa con Edith Harms, hija de una familia acomodada.




Desde finales de 1915, su arte expresionista cede ante un mayor acercamiento a lo natural, lo que se refleja especialmente en sus desnudos femeninos y retratos, cada vez más realistas.



Tras la inesperada muerte de Gustav Klimt a principios de 1918, Egon Schiele es considerado como su legítimo heredero en la escena artística de Viena.

En marzo de 1918, logra el éxito económico a raíz de la exposición 49ª de la Secesión vienesa: el artista obtiene lucrativos encargos de retratos y también aumenta la demanda de sus desnudos eróticos.



Autorretrato con Fruta china de Linterna
Algunos días antes de finalizar la guerra, el 28 de octubre de 1918, la esposa de Schiele, Edith, que estaba embarazada, muere por una devastadora epidemia de "gripe española". Tres días después, fallece Egon Schiele de la misma enfermedad.

Tenía 28 años y sus postreras palabras fueron: "La guerra ha terminado... Y yo he de partir"




Mujer sentada con la pierna levantada
ha ocupado un lugar icónico en el siglo XX

Increíble dibujante capaz de interpretar mejor que ningún otro las ansias y los frustrados arrebatos de la juventud, Egon también lo hizo con sus temores y excitaciones, sus inseguridades y sus fobias.

Egon Schiele, ¡chapeau, maestro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario